Cómo diagnosticar la pantalla azul de la muerte en Windows

Por muchos años la famosa Blue Screen of Death (BSOD) o Pantalla Azul de la Muerte de Windows ha sido la indicación definitiva de que algo catastrófico ha sucedido y que tu equipo está o estuvo a punto de morir, pero ¿qué tan útil es la información suministrada por la pantalla azul de la muerte y el respectivo archivo de volcado que Windows produce?

El mejor artículo que he encontrado explicando la pantalla azul de la muerte en profundidad está aquí, en el sitio web de Microsoft, sin embargo es muy técnico y no se explica cómo solucionar realmente un problema. El archivo de volcado sólo contiene detalles técnicos de lo que se estaba ejecutando en la memoria del ordenador en el momento del fallo, y se incluirá información sobre cada controlador (driver) y servicio que se haya cargado, y sobre cada pieza de software que se estuviera ejecutando.

Las piezas de información más útiles se encuentran en la misma pantalla de la muerte y se destacan en la pantalla de abajo. Estos son el nombre de error, el código de detección de error y el nombre del controlador o servicio que falló (este último no siempre aparece). Luego con realizar una búsqueda en línea con estos datos, y la cadena larga de códigos después del error principal puede darte mucha más información y ayudarte a diagnosticar dónde está el problema.

Comúnmente la pantalla azul de la muerte es causada por algo que ha cambiado recientemente, por ejemplo una actualización de Windows en la que se ha instalado un nuevo controlador de hardware. Si no cambias nada, entonces es muy poco probable que un sistema que funcionó perfectamente estable durante semanas, meses o incluso años, de repente produzca un error más tarde (a menos que un archivo crítico se haya corrompido después de un evento como un reinicio repentino). De manera que es muy probable que algo nuevo o modificado haya provocado el error, tal vez un controlador de la tarjeta gráfica ya que éstas están integradas profundamente dentro del sistema de Windows.

Hay maneras de evitar esto, por ejemplo restaurando del sistema para hacerlo retroceder al estado en que estaba antes de que se realizaran los cambios. Luego puedes, consultar Windows Update para ver si trató de instalar algún controlador y si es necesario haga clic en ellos para ocultarlos por completo. Si el sistema está muy inestable, puedes utilizar el modo seguro de Windows o el modo a prueba de errores para iniciar el equipo en un modo de funcionalidad reducida.

Otra de las causas más comunes del pantallazo azul de Windows son los abánicos internos, si no los limpias con frecuencia, pueden obstruirse con el polvo, especialmente el ventilador del procesador, el de la fuente de alimentación y el de la tarjeta gráfica. Si cualquiera de los ventiladores anteriores se detiene o gira más lento de lo normal, entonces habrá un sobrecalentamiento que en la mayoría de los casos terminará en un pantallazo azul.

Armado con esta información no debería ser muy difícil diagnosticar un pantallazo azul y reparar el problema que lo haya causado. De todos modos, si necesitas ayuda, puedes pedirla a través de los comentarios.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>